Por qué una escapada a San Sebastián es lo que necesitas para ser feliz

Se acerca la Semana Santa y nos quedamos con la capital guipuzcoana, la ciudad de moda.

Desde que la reina regente María Cristina hiciera de San Sebastián su bastión estival, la ciudad se ha convertido en uno de los destinos preferidos de la burguesía y del resto de los mortales.

Sus playas, sus termas y su elegante arquitectura fueron el reclamo en la Belle Époque, a lo que ahora hay que sumar un efervescente movimiento cultural y su consolidación como capital gastronómica.

CULTURA EN PLENA EBULLICIÓN

La ciudad ha hecho una clara apuesta por las artes. A la vez que celebraba orgullosa la Capitalidad Cultural Europea en 2016, se inauguraba Tabakalera, la antigua fábrica de tabaco transformada en un imponente centro cultural que aúna exposiciones, proyecciones y encuentros con espacios para creadores.

El otro gran museo dedicado a la cultura y a la sociedad vasca es San Telmo, un convento del siglo XVI que ha sido ampliado recientemente, donde destacan los lienzos que creó Josep Maria Sert en 1932 para su iglesia, así como la colección de Bellas Artes que incluye obras de Chillida y Oteiza, entre otros.

También las iniciativas privadas han tomado protagonismo en el escenario cultural: la galería Vetus Art, por ejemplo, tiene por objetivo representar y exponer a la próxima generación de artistas contemporáneos vascos, entre los que se incluyen Víctor Goikoetxea e Iñigo Manterola.

Son también muchos los artistas reconocidos que han instalado su atelier en San Sebastián y sus alrededores, como el venezolano Miguel BalliacheFrédéric Gutiérrez BardeJorge Cardarelli o Alfredo Bikondoa.

frederic_gutierrez_barde_6842_745x844

MÁS QUE PINTXOS

San Sebastián es famosa por los pintxos y por los restaurantes con estrellas Michelín. Sobre esto se han escrito ríos de tinta. Pero la ruta gastronómica actual circula también por otros parajes.

Cada jueves se congrega una multitud en el Mercado de San Martín; la excusa es el Gastropote, el evento semanal que aúna gastronomía, música y buen ambiente.

¿Una comida excelente? Sin duda en La Fábrica, en el corazón de la Parte Vieja, un restaurante capitaneado por el Chef Iñigo Bozal, muy frecuentado por locales y extranjeros.

Una dirección para disfrutar de unas raciones por la tarde es La Taberna de Blas, en pleno centro. Cuando cae la noche, el sitio más cool en el que cenar es Gu San Sebastián, un bar-restaurante-club que ocupa todo el piso superior del Real Club Náutico, una joya de la arquitectura racionalista que ofrece una panorámica única de la bahía.

gu_san_sebastian_3785_745x474

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: